El mejor Leo Messi volvió a aparecer en San Mamés para acabar con el Athletic