Los ultras del Legia de Varsovia, de los más peligrosos de Europa: racistas y homófobos