La Roja recupera la posesión, la alegría y consigue empatar ante Italia (1-1)