LaLiga denuncia cánticos y conductas violentas en el Alavés-Real Madrid del pasado sábado