Kroos ni calentó ante el Villarreal y se fue del banquillo antes de que terminara el partido