Kroos, James Rodríguez e Isco empiezan a acusar la carga de partidos esta temporada