Kevin Prince Boateng fue la estrella de Las Palmas aunque no jugó ni un minuto