¡Qué error! Kepa intenta regatear, regala el gol y se rompe la camiseta del cabreo