Kangin se cocina un golazo él solo dentro del área y elimina al Barça