Kameni, una semana pensando en Cristiano para adivinarle el penalti