Junts pel Sí no ve "un problema" que los equipos catalanes no jugaran la Liga