El hijo de Juanfran Torres fue talismán en el gol más decisivo de su carrera