Jóvenes, canteranos y españoles, la moda que triunfa en el Real Madrid