Ignacio Gordillo, entre los abogados que defienden a los presuntos asesinos de Jimmy