¿Jesé, al Valencia? La 'bomba' que quiere Peter Lim y divide al valencianismo