Jesé se gana un puesto: se implica en defensa y es un puñal en ataque