¿El abrazo del compromiso? James ya se entrena para convencer a Zidane