James no está a gusto con su situación pero el Real Madrid no quiere que salga