James invitó a un niño a subir al autobús de Colombia para hacerse una foto con él