James Rodríguez aspira a recuperar su mejor versión bajo el mando de Ancelotti