James alegra la vista al Bernabéu con dos golazos: obús de falta directa y chilena