Jackson Martínez tocó un solo balón en los 20 minutos que jugó ante el Sevilla