Jackson pide calma y confianza para volver a ser ese delantero del Oporto