Isco y James, condenados al banquillo: así vivieron el partido ante el Valencia