Isco y Bale, cara y cruz ante el Tottenham