Iniesta, entre seis y ocho semanas de baja