Iniesta no tiene muy claro que el FC Barcelona encuentre a ese cuarto delantero