Cristiano Ronaldo establece su peor comienzo de año desde que llegó al Madrid