Indignación y perplejidad en Vigo por la pataleta y falta de solidaridad del Madrid