Independiente gana la Copa Sudamericana tras empatar con el Flamengo en la vuelta de la final