Casillas pidió a Piqué que saludase a la afición y el defensa se fue directo al vestuario