Ibrahimovic y su primer póquer en Champions