Al Hussein, refugiado sirio, porta la antorcha olímpica: "Hay que luchar por los sueños"