Iago Aspas terminó el partido frente al Barcelona con una "posible rotura fibrilar"