Higuaín abre el camino al alirón