Guerra abierta entre Bartomeu y Laporta