Guardiola no tuvo el recibimiento esperado en el Camp Nou: “¡Eres un vendido!”