Guardiola apuesta por Claudio Bravo: el portero apura sus últimas horas en Barcelona