Grimaldo: "No se acaba el mundo en el Barcelona"