Cinco días para el derbi y Griezmann ya tiene deberes para llegar totalmente recuperado