Griezmann, a tope para el derbi: no paró de sonreír y ensayó hasta la celebración de gol