Griezmann fue el rey de Francia: dos goles y dos grandes celebraciones