El Granada pierde por goleada con el Barcelona hasta en la videoconsola