El próximo reto deportivo de Gerard Piqué: quiere ser… presidente del Barça