Gerard Piqué, sancionado con cuatro partidos por su expulsión en la Supercopa