Gattuso pierde los nervios y le da un manotazo a su segundo por un cronómetro