Gary Neville, despedido del Valencia de manera fulminante y por la puerta de atrás