Al Real Madrid le sale a 8.000 euros por minuto cada partido que no juega Bale