Bale acudió por su cuenta a una clínica sin que el Madrid supiese que estaba tocado