Gareth Bale sufre una luxación traumática de los tendones peroneos del tobillo derecho